¿Quieres empezar en el gimnasio? Todo lo que necesitas saber

0
317

Todos hemos comenzado a ir al gimnasio alguna vez en nuestra vida y debemos aprender a realizar correctamente los movimientos, además de aprender cómo estructurar los entrenamientos

Todos hemos sido novatos alguna vez

Muchas personas, tanto hombres como mujeres, tienen vergüenza a la hora de comenzar a ir de forma rutinaria al gimnasio. A veces sucede que nos sentimos observados o señalados por el resto de personas que entrenan en el gimnasio.

No pienses en lo que tienes a tu alrededor. Es posible que algunos te miren, ante este tipo de personas, céntrate en tu entrenamiento y no pienses en ello.

 

Nadie nace aprendido, déjate enseñar

Otro error bastante grave que cometemos es el de no dejarnos enseñar. Sin duda alguna, una recomendación es que veáis canales instructivos, gracias a los cuales podáis aprender la técnica de los ejercicios de forma correcta

Es cierto que la carga que utilicemos es importante para progresar, pero si acabamos de empezar a ir al gimnasio, es más importante aún el saber realizar correctamente los movimientos. Por esta razón, no tengas prisa en aumentar discos y peso a la barra, preocúpate primero de aprender correctamente a colocarte en el banco o frente al rack y a realizar el movimiento de forma correcta.

Press de banca, sentadillas, dominadas, fondos y peso muerto, son los ejercicios más recomendables que nunca deben faltar en tu rutina, conocidos como ejercicios básicos multiarticulares.

Tanto si vas a entrenar con el objetivo de ganar fuerza, como si pretendes ganar masa muscular o perder grasa, debes aprender a periodizar correctamente tus entrenamientos.

No tengas prisa, esto es una maratón, no un sprint

Debes entender que el cuerpo necesita un tiempo de adaptación y que la progresión será efectiva solo si cumplimos con los pilares básicos que son principalmente tres: entrenar correctamente de forma ordenada y organizada, nutrirnos correctamente y por último pero no menos importante, descansar lo suficiente.

Si no cumplimos con alguno de estos tres pilares, probablemente no logremos conseguir nuestros objetivos, ya sea perder grasa, ganar masa muscular, ganar fuerza o incluso mejorar nuestra resistencia cardiovascular. Para cada objetivo, debe existir una planificación totalmente distinta.

No podemos tampoco abarcar distintos objetivos incompatibles entre ellos, como por ejemplo, pretender ganar masa muscular mientras eliminamos grasa corporal.

Perder grasa exige realizar una dieta hipocalórica, consumir menos calorías de las que gasta nuestro cuerpo, mientras que para ganar masa muscular, necesitamos, además de entrenar de forma idónea, consumir más calorías de la que gastamos en nuestro día a día.

Disfruta de cada entrenamiento
Pero lo más importante de todo es que aprendamos a disfrutar de cada entrenamiento y de cada día que vayamos a realizar ejercicio físico, sea cual sea nuestro objetivo principal. No dejes que nadie te quite las ganas y la ilusión de ir cada día.

Es bueno aceptar la ayuda de los monitores de gimnasio, siempre y cuando sus consejos estén actualizados y realmente sean idóneos y correctos.

Así que disfruta de cada día, de cada entrenamiento y de tu tiempo de ocio gracias al cual estarás cada día más cerca de conseguir tu meta.

Compartir

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here