Lydia Valentín rompe estereotipos en el mundial de halterofilia en Anaheim

El deporte español puede presumir de embajadora de halterofilia, Lydia Valentín ha añadido a su palmarés de premios el título de campeona del mundo tras conseguir los tres oros en las modalidades de arrancada, dos tiempos y total

0
403
Fuente: Facebook Lydia Valentin

No es tarea fácil defender tu feminidad cuando compites en un deporte pensado para hombres. Lydia Valentín bien lo sabe, por eso a lo largo de su carrera deportiva profesional ha sido embajadora de los mejores valores que puede tener una mujer a lo largo de su vida, carácter y fortaleza. La triple campeona de Europa en halterofilia siempre tuvo en mente lo que quería y prueba de ello es que no abandonó en su lucha hasta conseguirlo. Lydia Valentín, la deportista leonesa de la localidad de Camponaraya, es desde este pasado lunes campeona del mundo de halterofilia; sus tres medallas de oro en las modalidades de arrancada, dos tiempos y total, confirman su increíble actuación en unos Mundiales que la llevan directa al selecto Club de deportistas españoles en ganar la triple corona.

Un Mundial de ensueño

Este campeonato del mundo de halterofilia en Anaheim (Estados Unidos) era muy importante para Lydia Valentín; si su fuerza física es incuestionable, su fortaleza mental nos deja sin palabras, “Sabía que era la favorita y he notado la presión, pero creo que al final lo he canalizado a mi favor y estoy muy, que muy feliz”.

La halterófila española en la categoría de 75 kilos consiguió su primera medalla de oro en la disciplina de ‘arrancada’ en la que no tuvo rival. Tras superar en dos kilos a la segunda clasificada, la ecuatoriana Neisi Patricia Dajomes (campeona mundial junior y conocida por su depurada técnica), Lydia se proclamó campeona con el primer intento de 110 kilos. Para el segundo y tercer intento, Valentín levantó 115 y 118 respectivamente (su mejor marca desde los Europeos de 2015) para afrontar sin problemas los dos tiempos con 10 kilos de ventaja.

El margen de la modalidad de arrancada  le permitió ir más tranquila en esta disciplina de ‘dos tiempos’. En el primer intento levantó 130 kilos, en el segundo 135, y aunque ya se sabía victoriosa al sumar estos a los 118 de arrancada, la campeona olímpica quiso seguir mejorando y en el tercer intento se alzó con 140 kilos sin problemas. Las tres medallas de oro fueron directas al podio de Lydia Valentín, la leonesa de 32 años ya puede presumir de alzarse con la triple corona (oro olímpico, europeo y mundial)

“Mujer y halterofilia no están reñidos. No es cuestión de sexos”

La actual campeona del mundo de halterofilia  a sus 32 años posee un palmarés de premios admirable: Oro olímpico (Londres 2012), plata olímpica (Pekín 2008), bronce olímpico (Río 2016) y tres oros europeos (2014, 2015 y 2017). Tras tener que perderse el Mundial de 2015, Lydia comentó al finalizar el campeonato “Este oro significa que tengo todas las medallas y eso para un deportista es llegar  a lo máximo. Personalmente estoy muy feliz porque he hecho historia en mi deporte y en mi país”.

Lydia Valentín es referente dentro y fuera de la alta competición deportiva. La campeona olímpica comenzó a entrenar con 11 años en el club deportivo de su pueblo; sus entrenadores ya destacaban sus habilidades para el deporte y aunque sus primeras tomas de contacto fueron en el atletismo y baloncesto,  no fue hasta que probó con las pesas cuando terminó de decidirse por practicar deporte de forma profesional.

Lejos de parecer una mujer ruda, Lydia Valentín con sus 75 kilos de peso y 1,70 cm de estatura, confiesa haber aportado a su disciplina un toque especial “creo que yo le he dado un toque femenino a este deporte”. Se define como una mujer, más presumida de lo normal, competitiva, tierna (celebra sus victorias dibujando un corazón con sus manos), positiva, con gran fuerza interior, ambiciosa, aficionada de la lectura y seguidora del Atlético de Madrid. Durante las competiciones, Lydia no duda en confesar que su amuleto de la Hello Kitty en el cinturón le acompaña siempre, “Creo que no está mal tener una parte de niña y quiero conservarla el resto de mi vida”.

Leyenda viva de la halterofilia femenina

Fuente: Facebook Lydia Valentin

Trabajo y sacrificio son sus ingredientes estrella para ir sumando títulos. Con el fantasma del dopaje acechando para enturbiar su intachable carrera deportiva, Lydia Valentín puede presumir de ser ejemplo de limpieza frente a otras compañeras de su disciplina.

Constantino Iglesias, presidente de la federación española, en unas declaraciones que realizó sobre la campeona olímpica, destacó la importancia de lo que representa la figura de la haltera leonesa para el deporte: “ Lydia no sólo es el baluarte del deporte limpio sino que que también es un punto a favor del movimiento femenino hacia la igualdad de género en los deportes y en la vida misma”, tras escuchar estas palabras la respuesta de la deportista berciana no se hizo esperar, “Estoy especialmente feliz porque haya sido una mujer la que consiguió la medalla en un deporte que siempre ha sido asociado más al género masculino. Yo no dejo de ser una chica. Hago un deporte de fuerza pero tengo mi esencia de mujer

Retirada en Tokio 2020

Antes de viajar a los mundiales de Anaheim, Valentín habló sobre su futuro profesional, “Tras las olimpiadas de Tokio 2020 no seguiré en el deporte de alto rendimiento”. La deportista ponferradina que acumula oro en Londres 2012, plata en Pekín 2008 y bronce en Río 2016 confía en sus posibilidades para los próximos Juegos Olímpicos , “Sería una locura, como la guinda al pastel. Es lo que realmente he soñado siempre, el tener medallas olímpicas en cada Juegos a los que he acudido. La realidad superaría al sueño”

Dentro de sus proyectos de futuro fuera de las competiciones profesionales, Lydia también piensa ya en crear su propio centro deportivo. Su objetivo es inculcar a las próximas generaciones de deportistas la estela de valores que le han acompañado a lo  largo de su carrera deportiva, “En el futuro, cuando me retire o antes, me gustaría montar un gimnasio de halterofilia y otros deportes de fuerza solo para niñas, chicas y mujeres, en el que haremos mucho hincapié en el deporte de base femenino”

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here