Lateralidad cruzada en el deporte: ¿virtud o defecto?

Rafa Nadal, Iker Casillas, Cristiano Ronaldo o Andrés Iniesta son algunos de los deportistas que la han desarrollado

0
4016
tenistas-lateralidad-cruzada-kinacu

La explicación a por qué se nos da mejor realizar y controlar algunos movimientos con nuestro lado derecho o izquierdo del cuerpo la tenemos en el concepto de la lateralidad; por resumir un poco el concepto, nuestro cerebro se divide en dos hemisferios (derecho e izquierdo), en dónde,  cada uno de ellos,  se encarga de controlar los movimientos de las partes del cuerpo diferentes a la suya. Así el hemisferio izquierdo controla los movimientos de las partes del cuerpo que integran nuestro lado derecho del cuerpo y nuestro hemisferio derecho se ocupa de las manos, brazos, piernas etc. de nuestro lado izquierdo. La lateralidad  entonces se definiría como la predominancia de uno de los dos hemisferios sobre el otro para realizar actividades concretas.

En la mayoría de las personas predomina el hemisferio izquierdo sobre el derecho,  por lo que hay mucha más gente diestra que zurda (se estima que sólo un 10% de la población en el mundo es zurda). La lateralidad se definiría entonces como la predominancia de uno de los hemisferios sobre el otro y esta es la explicación de porqué se nos da mejor realizar actividades con una pierna o brazo de un lado del cuerpo que con del otro, por lo tanto, la  personas que en su mayoría utilizan más su lado derecho que el izquierdo poseen lateralidad derecha y las que utilizan el izquierdo, lateralidad zurda.

¿Qué tan importante es para un deportista conocer su lateralidad?

Si un deportista conoce su lateralidad podrá practicar de forma más efectiva de acuerdo a  técnicas y estrategias personalizadas acordes a sus características, de esta forma, podrá potenciar su lado del cuerpo dominante y obtener así, mejores resultados en sus acciones y  acortamiento de sus tiempos de reacción.

Para los casos en donde existe una lateralidad distinta de la manual para piernas, brazos, ojos u oídos podemos decir que nos encontramos ante una Lateralidad Cruzada en donde por ejemplo el dominio del ojo es el izquierdo pero luego la mano para escribir y la dominante es la derecha .

Rafa Nadal (zurdo solo para tenis), Iker Casillas (zurdo cruzado),  Cristiano Ronaldo (diestro cruzado) o Andrés Iniesta (diestro homogéneo), son sólo algunos de los deportistas que tienen o han desarrollado de forma consciente a lo largo de su trayectoria profesional, una lateralidad distinta a la suya dominante para jugar mejor en sus respectivas especialidades deportivas.

Iker_Casillas_Euro_2012_final_02-kinacu

¿Puede ser una virtud tener lateralidad cruzada para practicar deporte?

Un deporte en el que esta situación está bastante investigada es el tenis.

En tenis la lateralidad predominante es la relación ojo-mano dominante, y en función de ésta se puede clasificar al jugador como homogéneo (ojo y mano están del mismo lado) o cruzado (ojo y mano dominante están en diferentes lados).

De ello se extrae que, aquel jugador, con ojo dominante respecto de la mano dominante (cruzado) tendrá una gran derecha, mientras que la ubicación del ojo dominante en el mismo lado del cuerpo que la mano dominante (homogéneos) favorecerá un mejor revés.

El profesor Holtzen observó que aunque los zurdos ocupan sólo un 10% de la población mundial, el número 1 del ranking ATP ha estado ocupado por un zurdo en el 33% de las ocasiones durante las últimas 3 décadas; en palabras de Paul Dorochenko,  esto podría deberse a que esta lateralidad proporciona una gran ventaja en el juego directo en  pista, mientras que dificulta el revés; sin embargo en un golpe de revés, el jugador con ojo y mano homogéneo tendría mayor ventaja sobre su rival.

Aunque no para todos los deportes, pero para los que se práctica de forma individual, ser zurdo o tener lateralidad cruzada  puede dar ventaja sobre el rival al estar acostumbrado a jugar contra diestros o con lateralidad homogénea como en el caso del boxeo, esgrima o padel (en este deporte el rendimiento de las parejas aumenta si están compuestas por zurdo y diestro).

La parte menos positiva para jugadores zurdos o con lateralidad cruzada es la escasez de posibilidades de entrenar y jugar con rivales similares  en juego  para seguir practicando y mejorando sus características especiales.

 

Rafa_Nadal_australian_open_2009-kinacu

 

Si aún no conoces tu lateralidad predominante, el test de Harris te puede ayudar; consiste en simular distintos tipos de actividades con objetos reales o ficticios e ir apuntando “D” si los haces con tú lado derecho, “I”, si los haces con el izquierdo o “D+I” si los haces indistintamente con los dos. Luego que hayas terminando, comprueba qué amplia mayoría predomina y ahí tendrás tu lateralidad.

(Mano)

  • Lanzar pelota
  • Golpear martillo
  • Cepillarse los dientes
  • Peinarse
  • Abrir una puerta
  • Escribir

(Ojo)

  • Mirar por un agujero (simula que tienes una cámara fotográfica y quieres visualizar el encuadre)
  • Mirar por un telescopio

(Pie)

  • Conducir un balón
  • Chutar un balón
  • Saltar a la pata coja
  • Subir una escalera (Mirar qué que es el que sube primero)

 

  • lateralidad cruzada
    Sportneurotraining

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here