La antorcha olímpica de Barcelona’92 encendía el comienzo de unos Juegos Olímpicos considerados para muchos como los mejores de la historia. De los grandes momentos que nos dejaron estos juegos fueron las 22 medallas conseguidas por nuestros deportistas para el medallero español (trece en oro, 7 en plata y dos de bronce) y el nacimiento y juego del irrepetible Dream Team, donde los mejores jugadores de baloncesto de la NBA hacían equipo por primera vez para participar en unos Juegos Olímpicos.

Seúl’88, un duro revés para el ego americano

No fueron los mejores Juegos Olímpicos para el USA Basketball, acostumbrados a enviar sólo a sus jugadores de universidades para conseguir su increíble supremacía frente a otras selecciones, la medalla de bronce que consiguieron en Seúl’88 fue para el ego americano un auténtico bochorno después de llevar a sus espaldas 9 medallas de oro.

El comienzo de una nueva era

Siete de abril de 1989, fecha clave para el mundo del baloncesto ya que la FIBA decide abolir la ley por la cual los jugadores profesionales no podían ser miembros de cualquier selección nacional estadounidense.

A partir de este momento y, después de la terrible afrenta de Seúl’88, el equipo de USA basketball decide programar su venganza para los próximos Juegos Olímpicos.

El reto de formar un equipo de “ensueño”

Charles Jerome “Chuck” Daly, entrenador profesional de baloncesto, famoso por haber entrenado a los Detroit Pistons de los Bad Boys (ganó con ellos dos compeonatos consecutivos en 1989 y 1990), fue el seleccionador elegido para capitanear el barco del Dream Team para los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 por ser un experto “capeando” egos. Daly, tras su elección, hacía las siguientes declaraciones: “He ganado dos campeonatos y he mantenido unido un grupo con muchos egos. Nadie mejor que yo para sacar rendimiento de un jugador profesional”.

El comité olímpico tenía claro que el Dream Team no sólo tenía que ganar, sino que debía aplastar a sus rivales con suma facilidad y así se lo transmitió al recién elegido seleccionador. Daly presentó dos listas, una con 26 jugadores candidatos y la otra con 7 a los que consideraba imprescindibles: Jordan, Magic, Robinson, Ewing, Pippen, Malone y Chris Mullin.

Magic fue el principal artífice de la unión de los siete magníficos y Ewing se encargó personalmente de que ninguno de los preseleccionados se negara a acudir.

El 21 de septiembre de 1991, el comité olímpico dio a conocer la lista de los 10 primeros elegidos para el Dream Team:

David Robinson. 2.16m, pívot. Elegido en el número 1 del Draft de 89 por los San Antonio Spurs. Dos veces campeón de la NBA (1999 y 2003). Mejor defensor del año en 1992. Apodado ‘El Almirante’, su graduación real en la Marina fue la de Teniente. Participó en el Mundial de España 1986, Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. Fue uno de los tres mejores pívots de los años 90. Sus estadísticas en Barcelona: 9 puntos, 4,1 rebotes y 0,9 asistencias.

– Patrick Ewing. 2.13m, pívot. Elegido en el número 1 del Draft del 85′ por los Knicks de New York. Fue el referente de los Knicks durante las 15 temporadas que jugó con ellos. Representó a EEUU en dos ocasiones, Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992. Sus estadísticas en Barcelona fueron: 9,5 puntos, 5,3 rebotes y 0,4 asistencias.

– Larry Bird. 2.06m, alero. Elegido en el número 6 del Draft del 78 por los Boston Celtics. Tres veces campeón de la NBA (1981, 1984 y 1986). Junto a Magic Jhonson, ambos fueron los referentes del baloncesto americano que catapultaron la imagen de la NBA hasta convertirla en lo que es hoy en día. Considerado de una inteligencia sobrenatural para practicar basketball, Larry fue la persona que inspiró el logotipo de Twitter, ya que el pájaro celeste se llama Larry. Sus estadísticas en Barcelona fueron: 8,4 puntos, 3,8 rebotes y 1,8 asistencias.

– Scottie Pippen. 2.03m, alero. Elegido en el número 5 del Draft del 87 por los Sonics. Seis anillos de campeón de la NBA (1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998). Jugó en los Bulls, Rockets y Portland. Representó en dos ocasiones a EEUU, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. En los Bulls supo hacerse un hueco entre los más grandes como jugador total y polivalente jugando en todas las posiciones exteriores e incluso ala-pívot. Sus estadísticas en Barcelona: 9 puntos, 2,1 rebotes  5,9 asistencias.

– Michael Jordan. 1.98m, escolta. Elegido en el número 3 del Draft del 84 por los Bulls. Jugó en los Bulls y en lo Wizards. Considerado como “el mejor que ha existido y existirá sobre una cancha de básquet”. Sus estadísticas en Barcelona: 14,9 puntos, 2,4 rebotes y 4,8 asistencias.

– Karl Malone. 2.06m, ala-pívot. Elegido en el número 13 del Draft del 85 por Utah. Jugó en los Utah Jazz y los L.A. Lakers. Representó a EEUU en dos ocasiones, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. Apodado “El cartero”, se distinguía por su impresionante físico y potencia demoledora dentro de la pista. En la puerta del Delta Center de Utah hay una estatua de bronce de él y de Stockton, su compañero de juego. Sus estadísticas en Barcelona: 13 puntos, 5,3 rebotes y 1,1 asistencias.

– John Stockton. 1.84m, base. Elegido en el número 16 del Draft del 84 por Utah Jugó en los Utah Jazz durante toda su carrera. Representó a EEUU en dos ocasiones, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. Junto con Karl Malone, formaban la pareja “Bonnie and Clyde” del baloncesto. Considerado el mayor asistente y máximo ladrón de todos los tiempos de la NBA. Hombre sencillo , padre de seis hijos y La Biblia como su lectura favorita. Sus estadísticas en Barcelona:  2,8 puntos, 0,3 rebotes y 2 asistencias.

– Chris Mullin. 2.00m, alero. Elegido en el número 7 del Draft del 85 por Golden State. Representó a EEUU en dos ocasiones, Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992. Empezó jugando de escolta para reconvertirse en alero y a pesar de ser zurdo podía juar con ambas manos. Sus estadísticas en Barcelona: 12,9 puntos, 1,6 rebotes y 3,6 asistencias.

– Charles Barkley. 1.98m, ala-pívot. Elegido en el número 5 del Draft del 85 por los Sixers. Representó a EEUU en dos ocasiones, Barcelona 1992 y Atlanta 1996. Conocido por su gran potencia física en la cancha, redefinió la figura del ala-pivot convencional que hasta entonces se moldeaba en la NBA por ser un puesto para jugadores más altos. Sus estadísticas en Barcelona: 18 puntos, 4,1 rebotes y 2,4 asistencias.

– Magic Johnson. 2.06m, base. Elegido en el número 1 del Draft del 79 por Los Ángeles Lakers. Cinco veces campeón de la NBA ( 1980, 1982, 1985, 1987 y 1988). Jugó en los Lakers toda su carrera profesional y es considerado el mejor base de la historia del basket. Su ápodo de “Magic” se lo puso un periodista deportivo tras una actuación sensacional en un partido de instituto cuando sólo tenía 15 años y anotó 35 puntos, hizó 16 rebotes y realizó 16 asistencias. Tenía una capacidad innata para hacer mejores a sus compañeros y una extraordinaria visión de juego. Sus estadísticas en Barcelona: 8 puntos, 2, 3 rebotes y 5,5 asistencias.

Más adelante salieron los dos nombres que completarían el Dream Team:

– Clyde Drexler. 1,98, escolta. Elegido en el número 14 del Draft del 83 por los Portland Trail Blazers. Campeón de la NBA en 1995 con los Huston Rockets. Apodado “The Glide”, hubiese sido considerado el mejor escolta de su época sino hubiera existido Michael Jordan. Sus estadísticas en Barcelona: 10,5 puntos, 3 rebotes y 3,6 asistencias.

– Christian Laettner. 2,10, ala-pívot.  Elegido en el número 3 del Draft del 92 por los Timberwolves. Fue el universitario elegido para participar en el elenco del Dream Team. Sus estadísticas en Barcelona:4,8 puntos,  2,5 rebotes y 0,4 asistencias.

Con tanto ego en plantilla se tornaba difícil que todos estos jugadores se pusieran de acuerdo por el bien del equipo pero tal como afirmaba Daly: “ la medalla de oro debería ser suficiente motivación para remar todos en la misma dirección”.

Unos Juegos Olímpicos para recordar

Finalmente, el 26 de julio de 1992, Estados Unidos debutó en las Olímpiadas de Barcelona’92 frente a Ángola. El resultado final fue de 116-48 para los americanos siendo Barkley el máximo anotador con 24 puntos.

Así fue el paso del Dream Team y su merecida medalla de oro en Barcelona’92 :

Primera Ronda

Ángola

Croacia (103- 70), antesala del partido final con 33 puntos de diferencia y máximo anotador Michael Jordan con 21 puntos

Alemania (111- 68), 43 puntos de diferencia y máximos anotadores, el dúo Malone y Bird con 18 y 19 puntos

Brasil (122-81), 44 puntos de diferencia y máximo anotador Barkley con 30 puntos

España (122- 81), 41 puntos de diferencia

Cuartos de Final

Puerto Rico (115-77), 38 puntos de diferencia  y máximo anotador Chris Mullin con 21 puntos

Semifinal

Lituania (127-76), 51 puntos de diferencia

Final

Croacia (117-85),  32 puntos de diferencia y máximos anotadores, Michael Jordan con 22 puntos, Barkley con 17 y Ewing con 15 en dónde el Dream Team tuvo la posesión del balón en un 73% del tiempo de la segunda parte

El equipo de los sueños logró un promedio de 117,3 puntos por partido y todas sus victorias fueron por una ventaja de 43.8 puntos. Por otra parte, su entrenador pasará la historia como el técnico que no pidió ni un solo tiempo muerto en todos los Juegos.

Posteriormente se han ido sucediendo más Dream Teams, pero el único e irrepetible fue sin duda el de Barcelona’92.

https://youtu.be/JTNIWbGmzGU

 

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.