Deportes de raqueta: Cuáles son las lesiones más frecuentes y cómo podemos evitarlas

La muñeca, el codo, las rodillas, el tobillo y los hombros son las zonas del cuerpo que más sufren con la practica de estos deportes.

0
77

He notado algo en el primer set, he esperado a ver si mejoraba, pero no ha sido así.      Era muy difícil seguir así, sentía mucho dolor. Odio retirarme, pero estar un set más así hubiera sido demasiado para mí’.

Con estas palabras, Rafa Nadal explicaba a los medios de comunicación la pasada semana su retirada del US Open tras sufrir molestias en su rodilla derecha durante el partido de semifinales que se encontraba disputando contra el Juan Martín del Potro.

No es la primera vez en esta temporada que Rafa se resiente de sus extremidades inferiores. Fue a principios de Enero cuando la rodilla de Rafa Nadal dio “avisó” de que algo no marchaba bien y el viernes pasado, durante el partido de semifinales contra del Potro, Rafa tuvo que pedir al árbitro su retirada por las fuertes molestias que estaba teniendo.

Aún se desconocen los resultados de las pruebas médicas que confirmen la gravedad de la lesión y su posterior tratamiento (aunque todo apunta a que pueda ser por problemas de nuevo en el tendón derecho).

Lo que sí es seguro es que debido a este incidente, Rafa Nadal causará baja con España para disputar los partidos de Copa Davis ante Francia. En su lugar jugará Albert Ramos Viñolas. El tenista profesional barcelonés ocupa en la actualidad el puesto nº 52 del ranking ATP con un balance de cuatro victorias y dos derrotas en los seis partidos que ha disputado de Copa Davis desde que debutara en 2013.

Desde Kinacu, deseamos a Rafa Nadal una rápida recuperación y esperamos que pronto pueda volver a las pistas. Mientras tanto, si somos aficionados a deportes como tenis, pádel o squash ¿Conocemos las lesiones más frecuentes de la práctica de los deportes de raqueta y las pautas a tomar para prevenirlas?

¿Por qué se son habituales las lesiones en los deportes de raqueta?

Si eres jugador habitual de deportes de raqueta puede que ya conozcas de primera mano las lesiones que producen la práctica de deportes como el tenis, pádel o squash  entre otros. Aunque seamos jugadores ocasionales, también podemos sufrir de lesiones  importantes que pueden ir desde un esguince de muñeca a una fuerte tendinitis en el hombro tras un partido.

Como en casi cualquier aspecto de la vida, cuantos más conocimientos tengamos sobre un tema, mejor sabremos actuar ante ello. Si lo aplicamos al contexto deportivo, conocer cómo se producen algunas de las lesiones más comunes de los deportes de raqueta, nos servirá para evitar/minimizar la mayoría de ellas.

Toda práctica deportiva conlleva un mínimo riesgo de lesión, pero si esto ocurre en los deportes de raqueta se debe principalmente a tres factores:

  • Insuficiente hidratación: La pérdida de electrolitos (glucosa y minerales principalmente) puede llevarnos a sufrir de calambres, contracturas y lesiones musculares. No debemos esperar a que termine el partido para tomar algo, durante el partido debemos parar para hidratarnos de forma suficiente y sobre todo, adecuada (las bebidas isotónicas o algunas frutas como el plátano, pueden ser buenas opciones).

 

  • Mala técnica: En este contexto y ante la posibilidad de sufrir una lesión grave, perder el juego es lo de menos. No tener buena técnica puede llevarnos a sufrir de lesiones importantes al repetir de forma incorrecta determinados movimientos partido tras partido.

 

  • Equipo en malas condiciones: Todo influye para que tengamos un mal juego y una posible lesión por ello. Desde el estado de las zapatillas con las que jugamos (suela desgastada) a una excesiva tensión de las cuerdas de la raqueta.

 

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes de estos deportes?

Antes de mencionar las principales patologías que pueden surgir por practicar tenis, pádel, squash, etc. Debemos saber que la muñeca, el codo, el hombro, la rodilla o el tobillo son  las zonas de nuestro cuerpo con mayor probabilidad de sufrir lesiones, por estar más expuestas a los movimientos repetitivos que implican el juego de estos deportes.

Aunque Rafa Nadal no abandonó el US Open por esta patología, sin duda La Epicondilitis o “Codo de tenista”, es de las lesiones más frecuentes del juego con palas o raquetas.

El ‘Codo de tenista’ afecta a los músculos radiales (ubicados en el hueso del radio y  cerca del codo). La epicondilitis es una tendinitis que se produce por microrroturas de los radiales al repetir un determinado movimiento de forma continuada en el tiempo. También puede producirse por golpear de revés si tenemos mala técnica y la postura que hemos realizado es muy forzada. El dolor se siente por la parte externa del codo y los jugadores que lo han experimentado dicen que les llega a incapacitar el brazo para estirarlo de forma adecuada.

Entre el resto de patologías por zonas de lesión  podemos destacar:

  • Muñeca: Síndrome del Túnel Carpiano

Es un de las afecciones más frecuentes de los deportes de raqueta. Su zona de lesión se encuentra en el ‘nervio- mediano’,  situado en el itinerario que va desde el brazo a la mano (entre los huesos de la muñeca, los tendones de la musculatura flexora y un ligamento), por ello las molestias más frecuentes de esta patología se concentran a la altura de la muñeca. El caldo de cultivo para que se produzca esta lesión se produce por tener mala técnica en los movimientos y el uso repetitivo y excesivo de la musculatura de esta zona.

  • Rodilla: Tendinitis del Tendón Rotuliano

De todas las patologías, esta lesión es la que más problemas le ha dado a Rafa Nadal en sus rodillas a lo largo de toda su carrera deportiva.

Su afección es de carácter crónica en los jugadores profesionales. La lesión de tendón rotuliano se debe principalmente a la degeneración continua por sobrecarga. Los continuos movimientos explosivos de arranque y frenada que se realizan  durante el juego de los deportes de raqueta son los responsables de esta afección. Realizar acciones como saltar, correr, caer o cambiar de dirección de forma brusca constantemente, pueden producirnos a la larga desgarros y daños en las rodillas (tendón, ligamentos y articulaciones) sino seguimos las recomendaciones de los profesionales y no vamos al médico cuando notamos dolores en la zona que no cesan en varios días.

Tobillo: Esguince de tobillo

Los deportes de raqueta en general, suelen ser rápidos e intensos por lo que realizar un inadecuado movimiento repentino puede llevarnos a una lesión. En la lesión de esguince de tobillo, el ligamento lateral externo, es el que sufre de forma más habitual todas las lesiones que se producen en esta zona por los continuos cambios de dirección.

  • Hombro: Tenidnopatías

La tendinitis en el manguito de los rotadores del hombro, es otra de las lesiones más frecuentes. Por la práctica de estos deportes,  sometemos a los hombros a realizar golpes muy fuertes con  deceleración en una distancia muy corta. Los cuatro músculos encargados de realizar la continua rotación del hombro para golpear, sacar o rematar la pelota pueden sufrir de rupturas de tendón tras demasiados movimientos repetitivos y por la continua tensión a la que se ven sometidos al realizar los movimientos de golpeo por encima o a la altura de la cabeza. Si notamos rigidez e inflamación de la zona tras un partido y estos síntomas no mejoran en los días posteriores, necesitaremos acudir a un médico deportivo para que determine el grado de lesión.

¿Qué recomendaciones dan los expertos para “evitar” estas lesiones?

Aunque la mayoría de las lesiones que no revisten de mucha gravedad pueden curarse solas mediante reposo y la toma de algún antiinflamatorio. Lo mejor que podemos hacer para no llegar a ellas es PREVENIRLAS mediante: Calentamientos antes del partido, una  correcta técnica de juego y la tenencia de material deportivo en buenas condiciones.

Entre las Recomendaciones que ofrecen los profesionales de la medicina deportiva para evitar lesiones con el juego de los deportes de raqueta, destacamos:

  • Vestir con calzado específico para deportes de raqueta. Los mejores son aquellos que tienen una base ancha (para disminuir el riesgo de torsión de los tobillos) y cámara en el tacón para absorber los golpes.
  • Jugar con una raqueta (o pala) que tenga un peso adecuado para nosotros. De esta forma minimizaremos las lesiones tendinosas de muñeca y codo por llevar una que pese demasiado (que nos preste de forma habitual alguna suya nuestro compañero… puede no ser una buena idea a largo plazo).
  • Calentar de cinco a diez minutos antes de cada partido
  • Hidratarnos antes, durante y después del juego
  • No arquear la espalda demasiado para golpear bolas imposibles (realizar movimientos extremos puede traernos lesiones graves)
  • En la medida de lo posible, evitar las paradas y arranques bruscos (pueden producirnos torceduras o roturas musculares) y lo más importante…
  • Tras finalizar el juego, realizar ejercicios de estiramientos de toda la musculatura para evitar contracturas y calambres en los días posteriores del partido

 

 

 

 

 

 

 

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here