Deporte y Corazón: ¿Qué peligros conlleva una cardiopatía no diagnosticada?

La muerte súbita en el deporte, principal consecuencia de no diagnosticar a tiempo una enfermedad cardiovascular

0
845

El equipo cadete de la UD Alzira (en la localidad valenciana de Ontinyent), se encuentra de luto por la pérdida de su capitán de fútbol base, Nacho Barberá.

El joven futbolista tenía quince años y se encontraba jugando un partido de liga el pasado fin de semana cuando falleció de muerte súbita. Desde que se conociese la triste noticia, miles de aficionados del fútbol y público en general, han trasmitido desde el pasado sábado, mensajes de condolencias a la familia de ‘Cholito. Así era como le llamaban cariñosamente en Alzira sus conocidos por ser fiel seguidor del club Atlético de Madrid. Debido al trágico suceso, la liga autonómica suspendió todos los partidos programados de la jornada.

¿Qué es la muerte súbita?

Según la Fundación Española del corazón, la muerte súbita sería “la aparición repentina e inesperada  de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado”.  En palabras de la doctora Araceli Boraita, en su estudio, ‘La muerte súbita del deportista’;  podemos hablar de muerte súbita en el deporte, cuando se produce durante la práctica deportiva o en la hora siguiente a ella.

¿Por qué se produce?

En la mayoría de los casos y en públicos de cualquier edad,  la muerte súbita se produce  por anomalías estructurales del corazón. El factor desencadenante suele ser un proceso de arritmia cardiaca que deriva en una fibrilación ventricular. En esta patología,  el corazón comience a latir de forma descontrolada y pierde su ritmo cardíaco normal.

Dentro de las enfermedades cardíacas que puedan derivar en muerte súbita, las patologías que más frecuentemente aparecen por rango de edad son:

  • Deportistas mayores de 35 años ‘Aeteromatosa coronaria‘ (cardiopatía isquémica). Esta dolencia según el doctor ‘Jose Ramón Gomez’, médico especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte, puede estar relacionada con lesiones específicas de las paredes de las arterias que se van obstruyendo gradualmente, por lo que “ante una exigencia física mayor, no llega la suficiente sangre y oxígeno al músculo cardiaco”

 

  • Deportistas menores de 35 años: hasta tres pueden ser las causas de una muerte súbita dependiendo de si el problema es congénito o hereditario. La primera es el ‘Síndrome de QT prologando’, en este trastorno el corazón late con velocidad y de forma caótica; la segunda es la ‘Miocardiopatía Arritmogénica, donde el tejido muscular se destruye y se va sustituyendo por otro tejido adiposo; y por último y la más importante, la ‘Miocardiopatía Hipertrófica’; en esta enfermedad, el músculo del corazón aumenta el grosor de sus paredes dificultando la salida de sangre y forzando al órgano a trabajar con mayor intensidad para bombear la sangre.

El deporte, ¿víctima o vérdugo?

En palabras del Dr. Luis Serralosa, Director de investigación de Ripoll, “El deporte previene muchas muertes, sobre todo la cardiovascular. Aquellos que sufren de un ataque cardíaco durante la práctica deportiva, son deportistas que ya tenían la enfermedad. Por eso lo mejor es tratar de detectarlas lo antes posible”.

¿Se puede prevenir la muerte súbita en deportistas?

Cada vez que surge un nuevo fallecimiento en deportistas profesionales surge el mismo debate, ¿qué pruebas deberían hacerse para practicar un deporte (a nivel aficionado o profesional) de forma segura?

En este apartado los especialistas de la medicina deportiva se ponen de acuerdo; los controles médicos preventivos son la clave para evitar problemas cardiovasculares como la muerte súbita.

Las pruebas más comunes que suelen realizarse en estos chequeos médicos incluirían: electrocardiogramas, ecocardiogramas, análisis de sangre, pruebas de esfuerzo o un TAC.

Para la Dra. Silvia Susana Gómez Delgado, especialista en arritmias pediátricas, “Todas las personas que van a realizar cualquier deporte o actividad física, en modo profesional o amateur, deben realizarse un electrocardiograma y analizar los antecedentes familiares

Junto con estas pruebas, la doctora añade que también se debe incluir en el ‘perfil’ del deportista, un estudio de los antecedentes personales ( hipertensión, fatiga, síncope y disnea o dolor torácico asociados al ejercicio) y una exploración física (soplos, medida de la presión arterial o pulsos femorales).

Profesionales y aficionados de la actividad física, no deben olvidar que haber alcanzado un ‘alto rendimiento’ en el deporte , no garantiza que se esté libre de una enfermedad coronaria u otras anomalías cardiovasculares; es por este motivo, que un correcto chequeo médico, sea el mejor modo de prevenir en un futuro, el desarrollo de cualquiera de estas patologías coronarias subyacentes

“Deporte salud y Deporte de alta intensidad”

El pasado mes de octubre se celebró en Madrid el “II Congreso Nacional de la Asociación Española contra la Muerte Súbita”. Una de las ponentes, la Dra. Araceli Boraita, recordó que la realización de deporte sin ningún control, sin límite en el volumen e intensidad, puede dar lugar a riesgos innecesarios para la salud de los deportistas.  “Este riesgo es mayor si estos deportistas son portadores de cardiopatías silentes que pueden ser asintomáticas”.

Para la Dra Boraíta, “es importante diferenciar el ‘deporte salud’ del ‘deporte de alta intensidad’; para aquellas personas que sufren de alguna cardiopatía, este último aumenta el riesgo cardiovascular hasta en cinco veces.

En otra intervención y esta vez en palabras del Dr. Leopoldo Pérez de Isla. El representante de la Sociedad Española de Cardiología no hizo más que reforzar la tesis de su compañera, “nuestro organismo no está diseñado para realizar determinadas pruebas de gran esfuerzo como maratones o triatlones, por eso es muy importante someternos a pruebas médicas que verifiquen que nuestro aparato cardiovascular está sano en todo momento; debemos ser conscientes que tanto para deportistas con cardiopatías o sin ellas, sobrecargar nuestro organismo no es saludable

 

 

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here