cyber Monday deportes

Nos encontramos en pleno Black Friday y Cyber Monday. Jornada esperada por grandes y pequeñas firmas para ofrecer, mediante descuentos, sus diferentes productos y servicios a aquellos públicos que visiten en estos días sus tiendas físicas y online.

Será el próximo lunes 27 de noviembre, coincidiendo con el Cyber Monday, dónde se dará por concluida esta festividad. Según una encuesta de Metroscopia, realizada para EL PAÍS, más de la mitad de los compradores optarán por productos electrónicos como móviles y televisores y el presupuesto para estos días con los que cuentan los consumidores para gastarse en estos días estará entre los 50 y los 200 euros.

Aunque el Black Friday data de principios de la década de los años 50, cuando las tiendas minoristas arrancaban la época navideña con grandes descuentos; el Cyber Monday tiene su antigüedad hace tan sólo doce años.

Historia del Cyber Monday

Los inicios del Cyber Monday aparecen en el año 2005. Aunque en la actualidad, realizar compras on-line sea una actividad totalmente normal e instaurada entre todos nosotros, hace doce años adquirir productos o servicios de la tipología que fueran, resultaba menos natural. Fue por ello que las grandes tiendas digitales, para motivar a los públicos a tramitar compras a través de sus páginas web, se les ocurriese la idea de generar sus propias ofertas  para competir con las tiendas físicas.

¿Por qué la idea de Cyber Monday? Porque al principio de instaurarse el mundo online, a Internet se le conocía como el ciberespacio.

Los motivos para celebrarlo en lunes se remontan a los inicios del e-commerce. La mayoría de los hogares en esta época tenían una velocidad lenta de internet y los ordenadores del domicilio familiar no eran tan potentes como los de las oficinas. Según un estudio que se realizó sobre las ventas online en esta época, se comprobó que la gran mayoría de compras que se realizaban por internet tenían lugar entre semana, y que aquellos dispositivos desde dónde se tramitaban eran ordenadores de empresa. Por ello, y para aprovechar el tirón del Black Friday en las tiendas físicas, los lunes resultaron ser los días más lucrativos en estos principios del e-commerce para que los usaurios pudieran hacer  sus compras desde la oficina.

En la actualidad,  ambas festividades dan la opción de  realizar compras online. La diferencia más reseñable de estos días la encontramos en el próximo lunes 27, ya que si eres un apasionado de la electrónica, informática o de lo última tecnología wearable deportiva, el Cyber Monday es el mejor día para encontrar grandes descuentos en internet.

Comparar antes de comprar

Las asociaciones de consumidores Tyrius y Avacu recomiendan a los distintos usuarios en estos días un consumo racional. El que los productos tengan rebajas no les exime de no ofrecer las mismas garantías que en un día de compras habitual  sin descuentos.

Para la OCU (Asociación de Consumidores y Usuarios) lo fundamental en estos días es “comparar antes de comprar”. Si estabas pensando realizar adquisiciones durante el Cyber Monday, Kinacu te ofrece 10 consejos para evitarte estafas en tus compras de  material deportivo:

– Comparar es ahorrar: Se pueden encontrar los mismos productos a precios muy diferentes si buscamos en varios sitios web.

– Comprar en sitios seguros: Debemos evitar realizar las compras a través de redes wifi (públicas y abiertas); debemos siempre leer las condiciones generales, (especialmente las políticas de devolución), así como comprobar que el importe cargado por la compra es el correcto, o guardar la documentación del pedido en caso de que este no venga en condiciones óptimas, para presentar una posterior reclamación o devolución del producto. El distintivo “Confianza online“, nos ayudará a identificar aquellas páginas de venta donde, en caso de conflicto, podamos resolver el problema de forma más rápida y gratuita.

– Comprobar la rebaja y calidad de los productos: Aunque no sea de nuestro agrado realizar estas tareas, debemos comprobar que los productos que vamos a adquirir, estén realmente rebajados y que tengan la misma calidad que los ofertados antes de los descuentos. No deben estar defectuosos, ni haber sido fabricados expresamente para estas ventas. Lo más importante, siempre tiene que figurar, o el precio original, o el porcentaje de la rebaja (o las dos cosas).

– Tique o factura: Ya sea uno u otro, debemos conservar estos si necesitásemos reclamar.

– Derecho de desistimiento: En las compras online al consumidor le asiste el “derecho de desistimiento”, de modo que durante el plazo mínimo de 14 días naturales desde la recepción del producto, puede dejar sin efecto la compra, sin alegar causa y sin penalización, excepto productos confeccionados a medida o personalizados. En tiendas físicas tendrá derecho a las devoluciones de artículos en las mismas condiciones que en otras fechas. Aun así se debe exigir ticket de compra en el que figuren los datos del vendedor, el precio y el IVA. 

– Datos identificativos del comercio: En las compras online, debemos fijarnos en que en la página aparezca todos los datos identificativos del comercio, así como: las condiciones de compra, gastos de envío, modo y plazo de entrega, medios de pago disponibles, condiciones de devolución y la información necesaria o características del producto.

– Garantías: Ya sea en estos productos adquiridos durante el Black Friday o Cbyber Monday o los comprados el restos del año, todos deben tener una garantía legal de dos años (los de segunda mano, de al menos un año), aunque el comercio puede ofrecernos un plazo mayor como garantía comercial.

– Condiciones especiales: Durante unas rebajas o descuentos especiales (como ocurren en estos días), la tienda puede aplicar algunas condiciones especiales (no aceptar pago con tarjeta, cambiar su política de devoluciones…), pero siempre siempre, deben anunciarlas de forma clara y visible para que todos los consumidores o clientes podamos verlas.

– Hojas de reclamaciones: Los comercios están obligados a darte una hoja de reclamaciones si la solicitas. Se debe rellenar en 3 copias: una para nosotros, otra para el establecimiento y una tercera para presentarla en la Oficina de Consumo.

– Desconfía de las grandes rebajas: Desde hace dos años, la OCU sigue de cerca estas festividades revisando los precios de miles de productos en formato físico y online. Comprueban si los descuentos anunciados son reales o si se hinchan los precios previamente para bajarlos en esos días. Los resultados de estas investigaciones han reflejado que, aunque sí hay descuentos puntuales, si miramos las promociones en su conjunto, tanto del Black Friday como del Cyber Monday, la realidad demuestra que no son para tanto (en comparación con las rebajas que puedan darse en cualquier otra época del año).

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.