La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguraba en 2010 que un 23% de los adultos no realizaba actividad física para mantener una buen estado de salud. Esa cifra aumentaba si se trataba de países de ingresos altos y la cifra de sedentarismo no ayudó a mejorar conciencias de la población. De este modo, la OMS lanzaba un mensaje desesperado: Hay que dar al menos diez mil pasos al día. Sin embargo, en 2017 esta cifra se ha quedado obsoleta.

Según un estudio realizado por la Universidad de Warwick (Inglaterra), y publicado en marzo de este 2017, en The International Journal of Obesity, afirma que ahora hay que dar como mínimo 15.000 pasos diarios. El informe de la Universidad ha sido realizado tomando de muestra a un grupo de población activa de Glasgow, personas que debido a su trabajo caminan más de tres horas diarias. Los resultados de la investigación han sido que las personas que tenían empleos que necesitaban estar en movimiento tenían mejores condiciones físicas que el resto.

pies-runner-kinacu

De este modo, se recomienda a aquellas personas que tengan una jornada laboral sedentaria que se propongan caminar al día unos 10 kilómetros. Para empezar, lo suyo sería fijarse unas rutinas que se vayan a cumplir, por ejemplo, días alternativos o tres días a la semana una hora.

Otra de las cosas importantes es mantener un buen ritmo. Una persona normal suele caminar a una velocidad media de 4 km/h lo suyo es llegar a alcanzar los 6km/h. Otra cosa importante es la postura, el tronco recto y un braceo constante y con ritmo son esenciales para llevar un ritmo constante. Además, si paseas por una zona agradable y lo acompañas con una buena banda sonora el esfuerzo de cada vez será menos.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.