¿Cómo actuar si nos sorprende una tormenta en la montaña?

Guía de actuación y consejos prácticos para saber protegernos de las inesperadas tormentas eléctricas del verano

0
363

La noticia sobre el complejo y polémico rescate en una cueva de Tailandia ha servido para poner de manifiesto la insuficiente  información que tenemos gran parte de la población, para ponernos a salvo ante un suceso meteorológico adverso.

El pasado 23 de junio, un equipo de futbol juvenil y su entrenador se encontraban de excursión en la cueva de Tham Luang, cuando una fuerte tormenta les sorprendió en el exterior. Ante lo que estaba ocurriendo, el monitor decidió permanecer dentro de la gruta y esto fue lo peor que pudieron hacer. Poco después de esta decisión la entrada quedaba inundada.  Para la liberación de todos los niños y monitor  se requirió la colaboración de los cuerpos de élite de la Marina Tailandesa y de los equipos de rescate internacionales. Finalmente,  hace una semana, se produjo la liberación de todos los niños y su monitor (ninguno mostró problemas graves de salud a la salida). Por desgracia, la muerte del buzo Samarn Kunan ( integrante del equipo de salvamento), fue la nota negativa de esta exitosa y valiente operación de rescate.

Una vez más queda demostrado que los verdaderos héroes, no llevan capa ni la necesitan

¿Conoces el mejor lugar para ponerte a salvo si te sorprende una tormenta eléctrica?

Debemos aceptar la realidad,  estamos teniendo un verano …cómo decirlo de forma sutil,  “especial”.  Las tormentas eléctricas se han vuelto el fenómeno meteorológico protagonista de la época estival y ya no hay semana que no nos toque presenciar alguna. ¿Lo ‘mejor’?, la buena temperatura que se queda en el ambiente tras las precipitaciones. ¿Lo peor?, son imprevisibles y por ello más peligrosas.

No queremos ser alarmistas, pero según las previsiones de la Aemet, seguiremos teniendo un tiempo inestable de tormentas y precipitaciones durante todo el verano.

Resulta casi “misión imposible” prever cuándo sucederá la próxima tormenta, así que sólo nos queda el recurso de estar bien informados y preparados, contra los contratiempos climatológicos que nos puedan sorprender mientras estamos de salida en el campo. Hoy en Kinacu te traemos recomendaciones y consejos prácticos de actuación frente a una tormenta, para que la climatología  adversa del verano no sea más un problema a la hora de disfrutar de tus excursiones a la montaña.

¿Tienes ya la mochila preparada? Entonces sólo recuerda estos consejos que salimos de ruta en 3, 2 ,1….

¿Qué hacer si nos sorprende una tormenta en el campo?

  • Quitarnos todo el material metálico que llevemos encima (bastones, mochilas con enganches de metal, candados, piolets…) y alejarlos del lugar donde nos encontremos (la distancia de separación no debe ser inferior a 30 metros).
  • No permanecer cerca o estar al refugio de árboles, rocas o elementos prominentes aislados. Un árbol apartado por su humedad y estructura vertical aumenta la intensidad del campo eléctrico. Por el contrario, si nos encontramos con un bosque (no grupo de árboles), puede servirnos de refugio si nos resguardamos debajo de los de menor altura.
  • Separarnos de elementos y objetos de composición metálica (vallas, alambradas, raíles de tren, instalaciones eléctricas, bicicletas, motos, maquinaría..)
  • No echar a correr y menos si llevamos la ropa mojada. La corriente de aire que generamos con el movimiento puede formar una convección capaz de atraer los rayos de la tormenta.
  • Alejarnos de lugares abiertos (campos de golf, espacios de cultivo, praderas…). En estos sitios nos convertimos en un perfecto pararrayos al no haber nada voluminoso cerca que sobresalga en el terreno
  • Evitar el contacto con suelo mojado, así como charcos o zonas mojadas. Si nos encontramos en una piscina, río, playa o zona de agua, debemos salir cuanto antes a la más mínima señal de tormenta, aunque aún se esté aproximando
  • Separarnos ni estar al refugio de pequeños edificios aislados (cobertizos, cabañas, tiendas de campaña…)
  • Intentar no permanecer mucho tiempo en la entrada de una cueva ni al resguardo de un saliente rocoso. Si cayese un rayo cerca, las chispas podrían colarse por las ranuras de las rocas y alcanzarnos. Estaremos seguros en una cueva si esta es profunda y ancha; sin embargo, ante precipitaciones de lluvia intensa, debemos ser conscientes que la entrada puede inundarse. De darse esta situación, sería mejor buscar otro refugio
  • Quietos y de cuclillas. Colocándonos en esta posición reduciremos las probabilidades de que nos alcance un rayo al no sobresalir en exceso del terreno
  • Apagar teléfonos móviles. Las radiaciones electromagnéticas que emiten los dispositivos de telefonía pueden atraen con más facilidad los rayos que otros aparatos electrónicos
  • El coche es el mejor sitio para resguardarnos. Según el fenómeno conocido como “Jaula de Faraday”, aunque un rayo impactase en nuestro vehículo, éste se cargaría sólo por el exterior, quedando el interior intacto. Para que esto ocurra y quedar así protegidos de la tormenta, debemos primero bajar la antena de la radio, cerrar las puertas, apagar el motor y subir hasta arriba todas las ventanillas del coche.
  • Echarnos al suelo rápidamente (sobre terreno seco), si notamos cosquilleo por el cuerpo, que el pelo se nos eriza o si vemos brillar o emitir chispas a un objeto metal. Estas situaciones anuncian la posible descarga de un rayo cerca nuestro
  • Extremar las precauciones dónde nos encontremos. Si ha caído un rayo en un lugar específico, éste puede volver a caer por segunda vez en el mismo punto

Aunque no estemos expuest@s al mismo peligro que en la montaña, también debemos mantener ciertas precauciones en nuestras casas como:

  • Mantenernos lejos de terrazas, balcones o ventanas abiertas (hacernos un selfie con los rayos cayendo de fondo… no es buena idea, los ‘likes’ pueden salirnos caros)
  • Cerrar puertas y ventanas. Debemos evitar toda corriente de aire sino queremos correr riesgos innecesarios
  • Alejarnos de chimeneas o apagar el fuego si está encendido
  • Apagar aparatos eléctricos, electrodomésticos o dispositivos de televisión encendidos que tengamos. Los rayos pueden entrar por las conducciones de electricidad de estos dispositivos provocando daños en ellos o incluso quemándolos (tú decides, pausar 20 minutos el capítulo de ‘Narcos’ o pedirle a tú compañero de trabajo que te cuente como acaba la serie).

Y si por desgracia, ocurriese algún accidente allí dónde nos encontremos de escapada, no debemos perder ni un sólo segundo en avisar al ‘Servicio de Emergencias’.

El 112 opera en todo el territorio europeo. El coste de la llamada es gratuito y podemos realizar el aviso desde cualquier dispositivo de telefonía fija y móvil. Desde un teléfono móvil debemos saber que no necesitaremos de cobertura para realizar la llamada e incluso podremos realizar el aviso de accidente, si nuestra pantalla del smartphone se encuentra bloqueada o no podemos introducir el PIN.

Otros números de teléfono que podrán servirnos de ayuda durante una escapada a la montaña y que también son gratuitos son: 088, Policia Autonómica; 085, Bomberos (provincial) y 1006, Protección  Civil (nacional)

 

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here