Evelina Cabrera derrocha pasión por su trabajo. Una profesión ligada al fútbol, un mundo que lamentablemente sólo se asocia a los hombres. Evelina Cabrera es entrenadora de fútbol, coach ontológico y Presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR). Un mujer luchadora que cree en la inmensas posibilidades de todos los seres humanos.

¿Qué valores quieren transmitir a través de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR)?

El valor que queremos transmitir desde AFFAR es, ante todo, la igualdad en el género desde todas las áreas sociales, educativas, y deportivas. También valores como el compañerismo, el trabajo en equipo y el liderazgo.

Desde sus comienzos hasta la actualidad, ¿cómo cree que ha evolucionado el deporte femenino?

Desde que formamos la asociación hemos visto que ha crecido de manera cuantitativa, pero es necesario para que sea un crecimiento efectivo y productivo que todas las entidades trabajen de manera colectiva y unida bajo las mismas normas. El fútbol femenino creció porque las mujeres decidieron tomar las riendas de las actividades que realizan, son autónomas e independientes, generan sus propios ingresos. Ellas quieren entrenar van y lo hacen, no tienen materiales van y los compran.

¿Hay mucha desigualdad en el deporte?

Por supuesto que la hay. Hemos evolucionado, pero aún somos el último eslabón, nosotras representamos clubes, seleccionamos, entrenamos y jugamos los mismos minutos que los hombres, pero los recursos no son los mismos para nosotras.

¿Qué temas son los que le gusta tratar como coach ontológico?

Como coach ontológico me gusta poder ponerme del lado de la jugadora o dirigente, y ayudarle a que encuentre las respuestas o soluciones a las metas u objetivos que tiene. Creo que el entrenador debe tener cubiertas varias áreas para desarrollar de manera óptima su trabajo.

¿Por qué cree que para mejorar físicamente hay que trabajar la parte emocional?

Hay jugadoras que se bloquean cuando no les sale algo, y a partir de ahí se frustran, esto las lleva a no rendir como deben en la cancha. Al igual que es importante que cada una tenga sus objetivos definidos mediante la racionalización de sus posibilidades es importante poder centrarnos en nuestras fortalezas y no en nuestras debilidades, una jugadora que tiene bien en claro emocionalmente que quiere o, para darte un ejemplo, si tienes una jugadora que hizo mal un pase o se le fue la pelota o tiro mal un centro es posible que después esté pensando en como le pasó eso su mente ya está cerrada, es importante que si sucede eso, luego solo piense en lo que vendrá como una oportunidad y no en el  error.

¿La mejor forma de inclusión social es el deporte?

En lo personal creo que es una de las grandes alternativas de inclusión social, cuando vas a jugar un partido no le preguntas en el medio del partido de donde viene tu compañera, tiene la misma camiseta y sabes que te va a cubrir la espalda y, así, recíprocamente. También aprendes a tener conducta deportiva como el respeto, el compañerismo, normas que pueden ser trasladadas a la vida cotidiana.

¿Cómo fue la experiencia de entrenar a Las Luciérnagas, la selección de fútbol femenino ciega?

Fue una experiencia que me dio muchas herramientas en lo personal para aplicar en el deporte convencional. Sii te hablo de lo que sentí, nunca en la vida imaginé poder hacerlo y ellas son increíbles, te demuestran que las excusas las tiene el que quiere.

 

¿Qué factores son los que se potencian en un equipo con discapacidad?

El principal factor es la confianza. Al no poder ver depositan en el entrenador toda la confianza para moverse para andar, en su vida se manejan con bastón y, de repente, están en una cancha, corriendo, llevando en conducción una pelota, ellas pueden hacerlo libremente si saben que alguien las cuida y es un profesional.

¿Es el fútbol un deporte machista?

Sin duda, es un deporte machista. Las mujeres que llegan a tener un poco de respeto son las que antes pasaron millones de barreras. Es difícil, a veces frustrante, pero hoy somos más. Ojalá logremos el reconocimiento, y ese reconocimiento no habla de premios si no de igualdad de condiciones.

¿Le gusta más el Fútbol Club Barcelona o el Real Madrid?
Me encantan los dos, los dos tienen sus encantos, así que si te digo uno te mentiría. Me gustaría en algún momento de mi carrera deportiva pasar por alguno de estos dos clubes increíbles. El Barcelona ya tiene femenino, esperemos que el Real Madrid en algún momento lo tenga también.

¿Cuál es su jugador de fútbol preferido?

Tengo 3 jugadoras favoritos, Maradona, Messi y Zanetti.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here